Historias de la clínica - La clínica - Home - Zorrotzaurre
Loading

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de privacidad y cookies .

Prácticas de un mes en la clínica IMQ- Reflexiones de una estudiante de medicina americana.

Acabo de finalizar un mes de prácticas en la clínica IMQ y me gustaría escribir unas palabras de agradecimiento por haber podido disfrutar de esta experiencia. Mi rotación ha sido en Urgencias, el equivalente a “Emergency Medicine” en EEUU. Los primeros días me sentía bastante nerviosa ya que no conocía a nadie y aunque sé hablar y entiendo el castellano, mi fluidez lógicamente está lejos del de un nativo. En mi curso de orientación del primer día, todas las dudas que podía tener, desaparecieron por completo. El equipo de IMQ fue muy amable conmigo y enseguida me ayudó a orientarme por las instalaciones de la Clínica y a uniformarme como el resto. Al día siguiente, el ambiente era el mismo, muy agradable. Los doctores, enfermeras y resto del personal me saludaban queriendo conocerme y haciéndome sentir como en casa. Aprecio mucho el interés que todos han mostrado por conocer un poco más a cerca el sistema médico de EEUU, que difiere del español en algunos aspectos.


Los médicos con los que he trabajado han sido excepcionales. Durante este mes he mejorado sustancialmente mi fluidez con la lengua, especialmente en lo que se refiere a términos médicos y también creo que he ampliado mis conocimientos médicos. He podido estar con pacientes con distintas patologías desde nefrolitiasis hasta lesiones traumáticas. La traumatología ha sido una parte importante de lo que he podido ver durante mi estancia, teniendo la oportunidad de ver como una fractura de columna puede ser reducida. Además, con la ayuda y paciencia de los médicos de IMQ pude ver el arte de la ultrasonografía aplicada a una madre embarazada. Son momentos como estos, los que refuerzan mi deseo de aprender y crecer en el terreno profesional como médico.


No puedo expresar suficiente gratitud al equipo de IMQ, y en especial al Dr. Fidel Fuentes por hacer posible esta experiencia única. Este mes he incrementado mis conocimientos médicos pero también he visto la capacidad de las personas para acoger a una persona extranjera totalmente desconocedora del sistema y las costumbres locales.


Como futura doctora que tendrá que trabajar con cientos de individuos, ver esta actitud por parte de un equipo médico tiene un valor incalculable. Sé que los conocimientos adquiridos en lo personal y lo profesional durante este mes, tendrán una repercusión positiva no solo en mí si no también en los pacientes que atienda en los próximos años.